Clínica del Dolor Tarragona incorpora un sistema novedoso en medicina regenerativa

Clínica del Dolor de Tarragona incorpora un sistema novedoso en los tratamientos de medicina regenerativa, el Qrem Cytokine. 

Con ello, Clínica del Dolor Tarragona da un paso más allá en sus tratamientos de medicina regenerativa e incorpora un sistema novedoso para la medicina regenerativa, con los que se obtiene plasma rico en plaquetas de la propia sangre que se extrae del paciente, y que mediante inyecciones sirve para la regeneración de lesiones.

De por sí, la medicina regenerativa supone un campo emergente e innovador que sirve para la recuperación de lesiones agudas y crónicas, por tejidos dañados, mediante tratamientos para su regeneración, utilizando la propia sangre del paciente, y concretamente las células madre.

No obstante, en Clínica del Dolor de Tarragona, continuamente actualizamos e incorporamos innovación en nuestros tratamientos. Los avances en esta técnica incluyen el uso de elementos moduladores del sistema inmunitario, como son las citoquinas y los exosomas, aquellas proteínas liberadas por las células sanguíneas y las plaquetas, encargadas de regular la curación de heridas y la inmunidad.

Qrem Cytokine es precisamente el nuevo sistema para la obtención de estas citoquinas que intervienen en la regeneración tisular, que incorporamos en Clínica del Dolor de Tarragona para los tratamientos de medicina regenerativa.

Con este novedoso método, a partir de la propia sangre del paciente se obtiene un Suero Autológo Rico en Citoquinas (SARC) i Factores de Crecimiento, mediante un proceso biológico patentado de emulación ex vivo de daño tisular.

Además, cabe señalar que la Tecnología Regenerativa Qrem S.L. procede de una empresa catalana, fundada en Barcelona el 2016,  y todo el I+D y la fabricación se hace en Cataluña.

Diferencia entre el SARC y el Plasma Rico en Plaquetas

Hasta ahora nuestras técnicas de medicina regenerativa trabajaban con la obtención e inyección del plasma rico en plaquetas. La diferencia está en el uso de leucocitos durante el proceso de preparación del SARC (Suero Autológo Rico en Citoquinas y Factores de Crecimiento) que permite obtener citoquinas anti-inflamatorias.

Existen varias familias de citoquinas, entre las cuales podemos encontrar las citoquinas pro-inflamatorias que promueven la inflamación, las citoquinas anti-inflamatorias que producen el efecto contrario, y los factores de crecimiento que estimulan el crecimiento del cartílago entre otras muchas funciones. Nuestro cuerpo funciona correctamente cuando las citoquinas pro-inflamatorias, anti-inflamatorias y los factores de crecimiento trabajan de forma equilibrada.

El SARC (Suero Autológo Rico en Citoquinas y Factores de Crecimiento) no contiene plaquetas, ni fibrinógeno, ni ninguna célula sanguínea, contiene directamente la red de citoquinas anti-inflamatorias y anabólicas (también denominadas factores de crecimiento) que intervienen en la regeneración. Es decir, mientras que el PRP (Plasma Rico en Plaquetas) contiene tan solo el mediador (las plaquetas), el SARC, va más allá, y contiene directamente el principio activo (las citoquinas); y mientras al PRP hay que añadirle CaCl2 (cloruro cálcico) para promover la activación de las plaquetas, el SARC se obtiene mediante un proceso totalmente biológico, sin aditivos.

El éxito de la experiencia clínica con el PRP (Plasma Rico en Plaquetas), principalmente en patologías moderadas y pacientes jóvenes, ha conducido a explorar nuevos ortobiológicos como Qrem Cytokine para mejorar la eficacia y ampliar el abanico de pacientes que puedan beneficiarse. Y por ello, la apuesta también de Clínica del Dolor de Tarragona para seguir innovando e implementarlo en sus tratamientos, beneficiando a sus pacientes.

¿Cuál es su funcionamiento? Descúbrelo en este otro artículo (aquí)

Nova consulta a Reus!

Estem al Passeig Sunyer, 49-51 Baixos

Truca'ns al: 977 311 150

Nova consulta a Reus!

Estem al Passeig Sunyer, 49-51 Baixos

Truca'ns al: 977 311 150