Cefaleas

Las cefaleas son dolores craneofaciales que engloban una serie de trastornos dolorosos crónicos que se generan en diferentes estructuras de la cara y el cráneo, sobre todo estructuras nerviosas y vasculares que discurren en las fundiciones y fisuras craneales. Hay muchas causas de cefalea, y la mayoría son leves y se pueden tratar fácilmente con medicaciones, cambios como el estilo de vida, o la alimentación y el descanso.

¿Cuáles son los tipos de cefalea primaria crónica más frecuente?
  • Migraña: La migraña común se caracteriza por dolores de cabeza fuertes y muy intensos, de entre 4 horas y 3 días, que incluyen al menos una de las siguientes características:
  • Dolor o presión en sólo un lado de la cabeza perceptible en forma de latido o pulsación
  • Nauseas, vómitos y molestia causada por el movimiento, la luz (fotofobia) y/o el sonido (sonofobia).

Si además provoca distorsión de la vista y mareo, u otros síntomas neurológicos, se trata de migraña clásica o con aura. En caso de sufrirla frecuentemente (15 días durante 3 meses) estamos ante una migraña crónica.

Las migrañas en un 70% de los casos tienen factores genéticos. Pero también influyen otros factores como los ambientales (cambios en la presión atmosférica, fuerte ruido…), hormonales (por ejemplo la menstruación) y causas provenientes de estilos de vida (estrés, trastornos del sueño, alcohol, tabaco, algunos alimentos, etc.)

Tipos de Cefaleas

2.1 La Cefalea tensional: Es la cefalea más común y se relaciona con el estrés, deshidratación, falta de sueño y la mala alimentación. Su dolor se describe como una sensación de tensión o compresión a la zona frontal o lateral de la cabeza

2.2 La cefalea tipo Clúster:Es un dolor intenso alrededor del ojo, y es más frecuente en los hombres. Los cambios de tiempo, las olores fuertes y el estrés pueden desencadenarla.

2.3 Otras Cefaleas primarias: Neuralgias Faciales atípicas, neuralgias occipitales, Neuralgias del trigémino

¿Cuáles son los tipos de cefalea secundaria crónica más frecuente?

Una de las cefaleas secundarias que más se tratan a las clínicas del dolor son las de origen cervical, o cefaleas cervicogénicas que se producen por degeneración de las articulaciones entre las primeras vértebras cervicales. Se desencadenan por movimientos de flexo-extensión y rotaciones del cuello y a veces se acompañan de sensación de vértigo.

¿Cuáles son los tratamientos?

El tratamiento de las cefaleas depende del tipo y la causa subyacente. Identificar para poder evitar los factores desencadenantes es siempre la primera tarea a realizar por el médico. A partir de aquí las opciones de tratamiento incluyen:

– Las Inyecciones de Botox: El médico puede inyectar la toxina botulínica (tipo A) en la frente, la mandíbula y la región occipital para evitar dolores de cabeza. Esta sustancia paraliza el músculo y bloquea la liberación de acetilcolina de las células nerviosas. Un informe reciente apunta que la inyección de Botox pericranial era un tratamiento seguro y eficaz para reducir los síntomas de la migraña, consiguiendo reducir el 50% del número de crisis y el 50% de la intensidad del dolor..

-El bloqueo del nervio occipital (TOA): Este procedimiento se realiza para la neuralgia occipital y dolores de cabeza que afectan la parte posterior y superior de la cabeza. El médico inserta una aguja muy pequeña mediante la ecografía a través de la piel de la zona de la nuca o del cuello para inyectar un anestésico, y, a veces, corticoesteroides. En un estudio clínico reciente, la mayoría de los participantes con migraña crónica informó sobre un 50% o más de reducción de la intensidad del dolor de cabeza, dolor, y la frecuencia de varios meses después de la ONB..

-La denervación por radiofrecuencia: Este procedimiento implica, la inserción de pequeñas agujas en las pequeñas articulaciones facetarias de la columna cervical. El médico utiliza la guía de rayos x o imágenes ecograficas para asegurar la correcta colocación de la aguja, y la energía de radiofrecuencia se introduce a través de las agujas sobre los nervios. Este calor destruye una parte de la raíz nerviosa para impedir que transmitan dolor. En un estudio clínico de los pacientes con cefalea de origen cervical, este tratamiento tuvo una tasa de éxito del 75% al cabo de 12 meses de seguimiento.

 -Medicamentos: Para controlar los episodios de dolor agudo, el médico puede prescribir medicamentos como los triptanes, los derivados del ergotamina y fármacos que contienen cafeína. Para los pacientes con dolor de cabeza persistente o recurrente se utilizan fármacos de forma continuada y preventiva como los antidepresivos tricíclicos.