¿Has de hacerte una infiltración en Clínica del Dolor?

Clínica del Dolor TarragonaTienes Dolor crónico de lumbares, cervicales o ciática y por eso has llegado a la Clínica de Dolor Tarragona. Te ha derivado algún médico o quizás has pedido consulta directamente.

Durante la visita, los doctores especialistas en tratamiento del dolor te habrán hecho preguntas, una exploración física, habrán revisado la medicación que tomas y las pruebas que llevas realizadas, como la resonancia magnética, ecografías y analíticas.

Después de explicarte el origen de tu dolor, los médicos te recomiendan hacerte una infiltración para poder tratarlo. Seguro que te han dado mucha información, junto con documentos de autorización y consentimientos informados, pero cuando has llegado a casa quizás no tienes claro en qué consiste una infiltración, y te preguntas: “¿Hará daño?”, “¿Me recuperaré rápido?”, “¿Podré hacer vida normal?”, “¿Tendré que pedir la baja?” y lo más importante…”¿Se me irá el dolor?

Además cuando lo comentas a conocidos o familiares, seguro que te dicen que es muy doloroso y que no vale la pena. Es inútil que estés nervioso o que te pases la noche antes de la infiltración sin dormir, ya verás como ¡¡no vale la pena sufrir!! Quizás si lees esta información estarás más tranquilo:

¿Por qué me tienen que hacer una infiltración?

Bien, en primer lugar si los médicos especialistas en dolor te han recomendando hacerte una infiltración, es porque el dolor que tienes es refractario o no responde a los tratamientos que has hecho hasta ahora, como la rehabilitación o los medicamentos. Es importante no atrasar mucho la infiltración ya que el dolor crónico, por fenómenos que pasan a nuestro sistema nervioso, tiene tendencia a amplificarse y a hacerse cada vez más rebelde si no se realiza un buen tratamiento. La infiltración consiste básicamente en depositar mediante una aguja, una medicación efectiva en el lugar exacto donde se genera tu dolor.

¿Se me quitará el dolor?

En la mayoría de los casos, la infiltración aligera el dolor en más de la mitad del que sientes, porque el dolor no tiene límites para hacer tus actividades diarias. No esperes una “desaparición” del dolor, a menudo esto requiere algo más de tiempo y tratamientos adicionales de recuperación y fisioterapia, que también te recomendarán la clínica. En pocos casos la infiltración no es efectiva, ¡no sufras! en pocos días tendrás que volver a la consulta para la evaluación del efecto de la infiltración. Si la primera no ha dado resultado es probable que tengas que hacerte una segunda o tercera.
¿Por qué me han pedido una analítica?

Antes de realizar algunas infiltraciones es importante comprobar que tu sangre coagula bien, puesto que en el caso de que se produzca un pequeño hematoma durante la punción con la aguja, éste no dé lugar a una compresión de alguna estructura importante como una raíz nerviosa o la médula espinal. En el caso de que la analítica no salga bien, no se podría hacer la infiltración de momento y se necesitaría hacer un estudio de tu sangre por un hematólogo. Por el mismo motivo, si tomas Sintrom® u otro anticoagulante se tendrá que dejar de tomar durante unos días y quizás sustituirlo por heparina.

¿Por qué se hace la infiltración en quirófano?

La infiltración se tiene que hacer en un medio seguro y estéril. Por eso se tiene que realizar en el quirófano. Pero no te tienes que asustar por la palabra quirófano, no te harán ninguna “operación quirúrgica”.

En el quirófano disponemos de aparatos de imagen como la ecografía o los rayos X que se usan para que las infiltraciones se hagan de manera mas eficaz, segura y con el máximo confort. También el quirófano es el lugar adecuado para poderte hacer una sedación. Sólo entrar al quirófano te pondrán una vía endovenosa por la cual te administrarán un sedante, para que estés tranquilo y confortable. Quizás dormirás un rato mientras el médico te hace la infiltración.

Lo más probable es que la aguja de la vía endovenosa es la única que sentirá. Recuerda que para que te puedan sedar, tienes que estar en ayunas un mínimo de 4 horas pero te tienes que tomar igualmente tu medicación habitual.

¿Que pasa después de la infiltración? ¿Me hará daño?

La mayoría de las infiltraciones son ambulatorias y por lo tanto irás para casa poca rato después de realizarla. A pesar de que antes de salir del quirófano te sacarán la sedación, y estarás un rato en reanimación hasta que te despiertes, es posible que te notes un poco mareado/da cómo si hubieras tomado dos copas de vino. Por eso es importante que hayas venido acompañado y que no conduzcas para volver a casa.

Durante las primeras 24-48 horas es normal que te haga un poco de daño el lugar de la infiltración y es por eso que te recomendamos que no hagas esfuerzos que impliquen la zona donde hemos infiltrado y no levantes pesos. Muy probablemente al día siguiente podrás hacer una vida normal e ir a trabajar, si no estás de baja. Y en pocos días iniciar ejercicio físico moderado y sin impactos.

RECUERDA SI TIENES QUE HACERTE UNA INFILTRACIÓN EN LA CLÍNICA DEL DOLOR:

  • ESTAR EN AYUNAS DE 4 HORAS PARA PODERTE SEDAR
  • TIENES QUE TOMAR LA MEDICACIÓN HABITUAL
  • TENDRÁS QUE HACERTE UNA ANALÍTICA
  • TENDRÁS QUE VENIR ACOMPAÑADO/A

EN ESTE VIDEO PODRÁS VER CÓMO SERÁ TU EXPERIENCIA HASTA QUE ENTRES EN QUIRÓFANO: https://www.youtube.com/watch?v=9N0jPUogWHc&t=36s&spfreload=5

 

 

Open

Contacta amb nosaltres

Close