Articulacions facetaries i nervis branca medial
Situacio de l’agulla

Radiofrecuencia de la Rama Medial de los Nervios Raquídeos Posteriores

Mediante la Radiofrecuencia de las Ramas Mediales de los Nervios Raquídeos Posteriores (también llamada Rizolisis) se produce una ablación térmica o destrucción de estos nervios y nos permite tratar el dolor lumbar, cervical o dorsal interrumpiendo la transmisión del dolor originado en las articulaciones facetarias de la columna vertebral.

¿Qué son las articulaciones facetarias de la columna vertebral?

Hasta el 40% de los dolores lumbares y cervicales crónicos tienen su origen en las articulaciones facetarias. El daño a estas articulaciones se produce por artritis, artrosis traumatismo, infección, degeneración de disco y sobrecargas mantenidas de la columna.

Los movimientos de flexión, rotación y lateralización de la columna vertebral se realizan gracias a pequeñas articulaciones que unen las diferentes vértebras. Estas articulaciones se denominan “articulaciones facetarias” o zigoapofisarias , y se localizan a lo largo de la región posterior de la columna. Están inervadas por unos pequeños nervios que transmiten señales de dolor al cerébro cuando las articulaciones están inflamadas. Estos nervios se llaman Rama Medial del Nervio Raquidio Posterior.

Bloqueo Previo de la Rama Medial de los Nervios Raquidios Posteriores

A menudo, antes de realizar la radiofrecuencia se realizará un Bloqueo diagnóstico de las Ramas mediales. El bloqueo de la rama medial implica, la instilación de un agente anestésico sobre los nervios de las articulaciones facetarias para comprobar si el dolor se genera en las articulaciones facetarias.

En caso de que el bloqueo sea positivo se producirá una mejora del dolor, y estará indicado realizar la radiofrecuencia para sacar el dolor de una manera más prolongada. El bloqueo de rama medial también permite al especialista en el manejo del dolor determinar la ubicación exacta del dolor, y crear un plan de tratamiento por la radiofrecuencia.

¿Cómo se realiza el procedimiento?

Al quirófano, después de monitorización y canalización de una vía venosa para administrar la sedación, el médico lo colocará cabeza abajo y limpiará la espalda con una solución antiséptica.

La piel y los tejidos más profundos se inyectarán con un anestésico local, que se sentirá como una punzada y un ardor leve. Usando la guía de rayos X (fluoroscopia), la ecografía o ambas, el médico colocará unas agujas pequeñas cerca de las articulaciones facetarias en el lugar donde pasa el Nervio Rama Medial. Se comprobará la situación correcta de la aguja mediante unos estímulos eléctricos que usted percibirá como unos golpes, contracciones musculares y hormigueo. En el caso de realizar el bloqueo, se inyectará una pequeña cantidad de anestésico local y corticoide

En el caso de la radiofrecuencia se procederá a aplicar un voltaje en la punta de la aguja que generará una temperatura de entre 80° y 85° y producirá la destrucción del nervio.

¿Qué tengo que esperar después del procedimiento del bloqueo o radiofrecuencia de la rama medial?

Si el dolor no está presente, o está muy reducido, el bloqueo se considera positivo y podremos considerar que su dolor de espaldas se genera en las articulaciones facetarias.

Si se le ha realizado la Radiofrecuencia, es probable que los primeros días aumente la sensación de dolor, pero durante las siguientes semanas irá disminuyendo progresivamente el dolor.

¿Cuándo puedo retomar las actividades regulares?

Al día siguiente del bloqueo de rama medial ya puede volver a la actividad normal. Además, puede retomar una dieta normal inmediatamente después del procedimiento. Salvo que se indique lo contrario, tiene que tomar sus medicamentos normales antes y después del procedimiento.

Después de la radiofrecuencia tendrá que restringir algunas actividades durante las primeras semanas, sobre todo levantar pesos con rotaciones de la espalda. Progresivamente y a medida que vaya mejorando el dolor, tendrá que iniciar tratamiento de fisioterapia y recuperación para fortalecer la musculatura lumbar y abdominal.