Dolor Pélvico y Perineal Crónico

Los síntomas dolorosos de la región urogenital y rectal afectan gravemente la calidad de vida del paciente que los sufre. Los síntomas son crónicos y suelen agravarse con las relaciones sexuales o al defecar. La incidencia y prevalencia puede estar subestimada porque habitualmente, los pacientes se abstienen de pedir consejo terapéutico.

Dolor rectal

– Dolor rectal o proactalgias: El dolor rectal puede ser constante (proctodínia) o paroxístico (proactalgia fugaz)

– Proctodina: Se caracteriza por un dolor sordo o sensación de presión en el recto, que aumenta cuando el paciente está sentado o permanece de pie durante periodos prolongados. Es más frecuente en las mujeres, y el dolor aparece con más frecuencia por la tarde.

¿Cuáles son las causas?

En un 25% de los casos se debe de a la llamada neuralgia pudenda, y se asocia con el dolor a la próstata (prostatodinia), el dolor a la vagina (vulvodínia) y el dolor al coxis (coccigodinia).

Entre las causas se tiene que descartar las enfermedades digestivas como la enfermedad inflamatoria crónica, fisura anal o hemorroides. También se tiene que descartar la llamada patología de la médula lumbosacra como síndrome de la cola de caballo, cordoma o la hernia discal.

¿Cuál es el diagnóstico?

El dolor rectal tiene un diagnóstico clínico, a partir de los síntomas que presenta el paciente.

¿Cuáles son los tratamientos?

– Fisioterapia de musculatura pelviana: Aunque el papel de la hipertonia del músculo puborrectal puede no estar muy claro, se utiliza como terapia los ejercicios de relajación del suelo pelviano.

-Medicamentos: También pueden usarse fármacos relajantes musculares.

Tratamiento quirúrgico: Hay un tratamiento quirúrgico que no está recomendado por el alta tasa de complicaciones.

-Intervencionismo: A veces responde al tratamiento del nervio pudendo mediante infiltraciones de anestésicos locales y corticoides o radiofrecuencia pulsada de este. El procedimiento se realiza mediante localización ecográfica y en régimen ambulatorio.

Proctalgia Fugaz

Esta patología suele ser frecuente entre los pacientes, no obstante sólo una minoría acude a su médico.

¿Cuáles son los tratamientos de la proctalgia fugaz?

-Fisioterapia: Ejercicios para relajar el esfínter anal

-Medicamentos: Tratamiento farmacológico

Vulvodínia

Vulvodínia: Es un malestar vulvar crónico en forma de sensación urente, punzadas o dolor, en ausencia de hallazgos patológicos objetivos. Aparece en un 15% de las mujeres. Afecta la calidad de vida de las mujeres, a sus relaciones de pareja. Su causa más frecuente es la lesión del nervio pudendo

¿Cuáles son los tratamientos?

-Fisioterapia: Se recomiendan las terapias conservadoras como el ejercicio de la musculatura del suelo pelviano

-Medicamentos: Tratamiento farmacológico

Coccigodinea

Coccigodinea Se trata de un dolor en el coxis que se acentúa al sentarse sobre superficies duras. Suele ser más frecuente en las mujeres, probablemente por la disposición anatómica de la pelvis, y en personas de edad avanzada.
Cuando se cronifica puede aparecer en situaciones de mala posición durante la sedestación o después de sedestación prolongada.

¿Cuáles son los tratamientos?

Fisioterapia: La fisioterapia con manipulación del coxis bajo anestesia, forzando su flexión y extensión mejora el dolor a largo plazo.

Infiltraciones: Entre las técnicas intervencionistas están las infiltraciones con corticoides a nivel del hiato sacro, la infiltración del ganglio impar con anestésicos locales y corticoides y la radiofrecuencia de este.